· 

Experiencia cultivando con Leds

Gracias a los comentarios de muchos de nuestros clientes que van ganando experiencia con nuestros paneles de led, hemos recogido un artículo donde exponemos todas las ventajas que nuestros focos de led suponen en un cultivo indoor.

Entendemos que dar el salto a otro tipo de iluminación relativamente nueva para este medio es un poco arriesgado, no siempre encontramos un amigo o conocido que nos cuente como le va con su cultivo o cual ha sido su experiencia.

Entonces nos encontramos en un mundo aún desconocido para muchos, puesto que los Grows tampoco tienen mucha idea ni experiencia, porque con solo exponer un foco en un local no podemos saber si funcionara o no, además de ser equipos caros.

Pero todo es empezar y arriesgar un poco, dar el paso y aceptar que hay equipos de

iluminación que pueden solucionar en parte que nuestros cultivos trabajen de manera

relajada, sin tanta presión de calor, y con más control sobre la habitación en cuestión.

Paneles de leds hay muchos y de todas las potencias, solo hay que saber cual nos conviene a

cada uno de acuerdo a las dimensiones que tenemos para el cultivo.

Si queremos reemplazar una lámpara de sodio de 600w podemos usar un panel de led de

400w o de 600w de Potencyled, estos paneles van muy bien, y nos harán ahorrar en calor y

gasto de la factura de la luz, como no lleva balastro solo hay que colgarlos con sus poleas y

conectarlos a la corriente eléctrica, mediante un reloj que controle el encendido y apagado.

Su funcionamiento es muy sencillo y tiene ilimitadas horas de uso en comparación con el

desgaste una una bombilla de sodio o de lec.

Si vas a hacer una inversión el avance que tiene pasarse a la iluminación con led supone un

ahorro en todos los sentidos. Porque las bombillas de Sodio o las de LEC son opciones que van

quedando antiguas frente a esta nueva tecnología.

Nuestra recomendación debido a la experiencia ganada a través de los años es ofreceros el

mejor producto al mejor precio del mercado.

Nuestra misión es satisfacer las necesidades del cultivo y del cultivador, recomendando

soluciones prácticas y económicas, para lograr una alta rentabilidad del mismo con tecnología

de vanguardia.